Quienes Somos?

Making Memories Photography and Film

Somos una casa productora dedicada a atesorar el recuerdo de eventos. En esa línea de ideas somos un equipo profesional y preparado para el registro de imágenes familiares, tanto en video como en fotografía.

Nos caracterizamos por la adaptabilidad al evento en cuanto al tiempo lugar y situación, sentimos la imagen antes de que suceda para poderla registrar justo en el momento.

Del Director: Entrevista periodística con fines informativos (Carlos Toncel )

LUCES, CÁMARA, ACCIÓN Y PASIÓN Making Memories , fotografía y vídeo de bodas y eventos con inspiración de vida.

Orlando Vengoechea se graduó de administrador de empresas y trabajaba como asistente administrativo, pero sentía que a la ‘película’ de su vida le faltaba algo. “Se me dio la oportunidad de quedarme sin trabajo y fue la mejor oportunidad de mi vida”, señala sin desparpajo.

Lo que para la mayoría no es motivo de fiesta!; para él fue la oportunidad de incursionar en el mundo del vídeo y fotografía de eventos, principalmente de bodas. Algo que le apasionaba, pero en cuanto a conocimiento, “No tenía ni idea qué era un fotógrafo y qué era un camarógrafo, para mí era la misma vaina”; pero su vida misma lo metió definitivamente en este ‘rollo’.

Hace quince años, Orlando descubrió que definitivamente estaba casado con la fotografía y la grabación y producción de vídeos. “En el vídeo de mi matrimonio no hubo beso, aunque en el matrimonio si hubo. Por accidente la persona que estaba grabando no lo registró. Eso realmente fue lo que hizo que yo me metiera en esto”, confiesa.

Publicartetv y Making Memories como marca para eventos sociales, son dos empresas que han crecido con sentimiento. Son una familia. Su esposa, Grace Polo, no solo hace parte del trabajo de producción, también es socia incondicional y aceptó apoyarlo en la salud y la enfermedad, en lo próspero y lo adverso… “Por eso, para poder saber cómo era la presión del momento, del fotógrafo, de la orquesta, de los invitados, de los meseros; Grace y yo provocamos una renovación de votos a los diez años de casados y así pudimos hacer los correctivos necesarios”, apunta con jocosidad.

Considera que el trabajo en familia ha sido una de las bases del éxito. Su equipo de trabajo también lo ve como parte de su familia y, como lo que hacen es para él un tesoro de sentimientos y recuerdos, asegura que el cliente también debe verlo como parte de su familia.

“Yo para poder dedicarme a hacer un trabajo de estos, el cliente, el día del evento debe dejarme ser mínimo un primo de ellos, si me deja ser el hermano, muchísimo mejor”, porque considera que esa libertad de trabajo permite captar grandes y significativos momentos. Razón por la que sentencia: “No es hacer foto por hacerla, es perseguir el momento preciso”.

El resultado final, más que un vídeo o una fotografía, son instantes que capturan en el tiempo el amor, la risa, la felicidad, la histeria y lo mágico de la celebración. Todo eso se vuelve tangible y expresivo.

Guarda celosamente desde el primer matrimonio que grabó. Cientos de bautizos y quinceañeros hacen parte de un estante de madera inmunizado contra el olvido.

“La foto y el vídeo es los único que queda, a menos que los zapatos los compren para el futuro. De todo el gasto de un matrimonio lo único que veo como inversión es la luna de miel, la foto y vídeo. Es lo único que queda, el resto te lo tomas, te lo comes, te lo bebes, te lo bailaste, todo fue por esa noche”, afirma.

En el proceso de grabación de los videos y en la fotografía adelanta con su equipo un plan de producción serio, que aunque se hace como deve ser un video familiar, no deja de lado los conceptos y técnicas profesionales necesarias para lograr un excelente producto.

“Estos vídeo no deben ser ninguna película para Hollywood, deben ser lo que más se acerque a la realidad que vivieron y que dejaron de vivir”

Quizá por ello, aunque los produce, no comulga mucho con los tráiler de matrimonio, y prefiere venderlos como adicionales al video convencional, pues asegura que se hacen para sensibilizar, pero no es necesariamente lo que se vivó en la boda. Defiende la espontaneidad del vídeo, y el registro y todo el sentimiento que revela la fotografía.

“Garantizarle a los novios que les va a quedar el registro de cada momento, con las archivos digitales, así no lo puedan imprimir. Si tuvieron, de pronto, doscientos momentos importantes, nosotros le damos la opción de un libro que tiene ciento cuarenta fotos, y si no pueden meter todas las fotos al menos les quedan digitalmente” puntualiza.

Orlando Vengoechea asegura que no llegó a la producción de vídeos y fotografía por accidente, solo que las circunstancias lo hicieron chocar de frente con su verdadera pasión, con la que está casado hace mas quince años. No sabe si será para toda la vida, pero asegura que ni la muerte los va a separar:

¡Alguien tendrá que grabar mi sepelio!, concluye ‘muerto’ de la risa.

Facebook Twitter Pinterest WhatsApp Facebook Messenger Email

Contacto

Orlando Vengoechea Mazzeo

Telefonos: 3005268754

3008150247 - 3607526

Carrera 67 N° 68b – 40

Barranquilla - Colombia

E-mail: mmfotovideo@hotmail.com

Nuestras Redes Sociales